¿Qué llevar al Camino de Santiago? | Consejos + Checklist

¿Qué llevar al Camino de Santiago?

La religión mueve montañas y, cómo no, masas de gente. Cada año son más personas las que deciden llevar a cabo la ruta de peregrinación hacia Santiago de Compostela. Basta con analizar las estadísticas para saber que 1,7 millones de peregrinos realizaron el camino en los últimos 10 años.

Desde el año 2011 la cifra no para de aumentar y este año se espera, claramente, que supere a la del año anterior. Por este motivo, hemos decidido elaborar una Guía para saber qué llevar al Camino de Santiago e intentar cargar la mochila con lo más necesario y, por supuesto, ¡sin dejar de lado la tecnología!

¿Qué cosas son imprescindibles para llevar al Camino de Santiago?

Mochila

Este es el elemento más importante, pues la mochila será tu compañera de viaje. Es recomendable que su contenido no supere el 10% de nuestro propio peso, ya que caminarás diariamente entre 15 y 25 km, por lo que cuanto más ligera sea la mochila mejor. Generalmente, una mochila que soporte de 30 a 45 litros te servirá.

Además, ahora también puedes encontrar mochilas que incluyen una placa solar, para tener siempre cargados tus dispositivos durante la caminata.

Documentación

Cuando se viaja siempre siempre se debe llevar la documentación necesaria y algo de dinero en efectivo, sin olvidarse de la tarjeta de débito o crédito para poder sacar dinero durante el trayecto.

Por tanto, asegúrate de llevar:

  • DNI, NIE o pasaporte.
  • Tarjeta sanitaria o equivalente.
  • Dinero en efectivo.
  • Tarjeta de débito o crédito.

En caso de que no lleves cartera, porque meterás todos los documentos en la mochila, te recomendamos que siempre lleves “encima” lo más importante: DNI, dinero en efectivo y una tarjeta.

Como idea, te sugerimos que coloques todo eso junto al móvil, ¿cómo? utilizando este “bolsillo” adherible a tu móvil.

Credencial del Peregrino

No puedes hacer el camino sin esta credencial o, mejor dicho, no podrá comprobarse que lo hiciste: la credencial del peregrino te dará acceso también a una serie de albergues que, si no eres de dormir fuera, te será muy útil.

Puedes saber más sobre la Credencial del Peregrino y cómo obtenerla aquí.

Cantimplora

Sea caminando como en bicicleta, te deshidratarás, por lo que necesitarás beber mucha agua con el fin de mantenerte bien hidratado. Sobre todo, en verano, cuando las temperaturas son elevadas, que el agua se mantenga fría se agradece y mucho.

Existen muchísimos modelos de cantimploras, así como de botellas térmicas, desde las más sencillas hasta las diseñadas especialmente para quien decide hacer el Camino de Santiago en bici.

Bolsa de aseo

Probablemente, la bolsa de aseo es lo más personal que puedes llevar en tu mochila. Eso sí, también es la que más varía, pues, según la persona, preferirás llevar más o menos de una cosa u otra.

Por ello, nosotros hemos resumido lo fundamental para llevar durante el camino:

  • Desodorante
  • Cepillo y pasta de dientes
  • Champú o gel de baño
  • Toalla
  • Papel higiénico
  • Pañuelos
  • Chanclas (útiles en los albergues para evitar entrar a la ducha descalzos)
  • Protector solar (si vas en verano)

Botiquín

Siempre es bueno estar preparados ante cualquier eventualidad: un botiquín de emergencias básico será tu as bajo la manga durante el Camino de Santiago.

Sin embargo, hay una serie de elementos dentro del mismo botiquín que son fundamentales:

  • Antiséptico (Betadine): bote pequeño.
  • Analgésicos/Medicamentos: los que necesites + algunos básicos, como Paracetamol.
  • Tiritas, gasas
  • Tijeras, pinzas
  • Parches para ampollas
  • Hilo y aguja
  • Vaselina

Ahora, si no quieres complicarte mucho la vida, existen botiquines en Amazon extremadamente compactos y muy completos con todo lo básico para llevar encima.

Cargador móvil y batería externa

Durante el Camino de Santiago, el móvil te servirá como GPS, cámara de fotos y como medio de comunicación en caso de una emergencia. Incluso también para pagar y olvidarte de llevar encima dinero y tarjetas…

Por tanto, deberás llevar contigo un cargador capaz de cargar tu móvil lo más rápido posible y el resto de posibles gadgets que lleves contigo (cámara, drone, smartband…) Te invitamos a que le eches un ojo a nuestra Guía sobre cargadores de móviles.

Por otro lado, si vas con varios amigos y tenéis que pelearos por el único enchufe disponible en el albergue sería recomendable utilizar un cargador de múltiples puertos con el fin de cargar varios dispositivos al mismo tiempo.

Como complemento, también puedes llevar contigo una batería externa de gran capacidad que te permitirá cargar el móvil varias veces y no quedarte sin batería durante el camino. Además, algunos modelos de baterías externas incluyen una linterna, lo que te ahorraría el tener que llevar una linterna o usar la del móvil.

También, puedes escoger un cargador solar para recargar tus dispositivos con luz natural mientras vas caminando.

Ropa para el Camino de Santiago

Es importante ser bastante precisos y escuetos a la hora de escoger ropa que nos vamos a llevar al Camino de Santiago.

Es lo que va a suponer más peso y volumen para tu mochila, por lo que, tener ropa de más o llevar ropa de menos, puede pasarte factura durante el trayecto. También, la ropa que necesitarás llevar dependerá de si vas en invierno o verano:

En verano

Indudablemente partes con una ventaja respecto al invierno: te ahorras el gran peso que supone la ropa durante el frío, pero, cuidado, tampoco te excedas en “recortar”:

  • Camisetas transpirables: un par es lo justo, son ideales porque se secan muy fácil y son bastante cómodas.
  • Camisa: con una será suficiente, pues, más que nada, la utilizarás en las paradas.
  • Pantalones cortos
  • Ropa interior: con tener 2 o 3 mudas de ropa interior te será suficiente, además, podrás lavarlas en los albergues.
  • Calcetines: preferiblemente, si son antiampollas.
  • Cortavientos
  • Bañador

Si bien el calzado es el aspecto que más puede variar, ya sea por motivos económicos como por comodidad o simple capricho o gusto por un par en particular, te recomendamos el uso de zapatillas o sandalias trekking, las más adecuadas para esta época del año.

Recordamos, que el calzado que utilices es conveniente utilizarlo previamente, por ejemplo, un mes antes, antes de comenzar el camino, para evitar rozaduras.

En invierno

El Camino de Santiago durante el invierno es, indudablemente, un arma de doble filo, pues, gracias a la cantidad de ropa que llevamos encima, podemos transpirar mucho y, respecto al verano, en el invierno la ropa no se secará rápido y, tu propia transpiración, la sentirás fría en la ropa.

Por ello, tendrás que estar atento a lo que llevas en tu mochila. No es una cuestión sólo de peso, sino que también de utilidad:

  • Camisetas: un par, térmicas. Además, lleva una o dos de algodón para utilizarlas en momentos más precisos, como el fin de una etapa.
  • Mallas térmicas: fundamentales debajo del pantalón, serán una solución práctica y cómoda contra el frío.
  • Camisas: un par, en este caso, gruesas.
  • Pantalones: con un par, bastará. Mejor si son de los impermeables de senderismo,
  • Forro polar: grueso, mejor si es de tipo transpirable.
  • Jersey grueso.
  • Ropa interior: como en el verano, con 2 o 3, que podrás lavar en los albergues, te bastará.
  • Calcetines: 2 o 3, como en el verano, que sean de calidad, aunque en este caso es mejor que sean gruesos y, si es posible, antiampollas.
  • Poncho o capa: ideal para protegerte contra la lluvia.
  • Gorro.
  • Guantes.
  • Braga para el cuello.
  • Calzado: botas de montaña (que no sean nuevas para evitar rozaduras)

Accesorios adicionales

Probablemente te preguntarás: ¿y ahora? ¿qué más puedo llevar? En primera instancia, recuerda que no debes llevar exceso de peso, es decir, si no vas a utilizar algún artilugio, no lo lleves.

Nosotros, por nuestra parte, decidimos añadir 4 accesorios más que podrías considerar para llevar en tu etapa.

  • Navaja suiza: un accesorio que puede resultar muy útil, sobre todo por su versatilidad.
  • Barritas energéticas: para ayudarte a recuperar más rápido la energía.
  • Funda de almohada: quizás, es el objeto más curioso de la guía, pero recuerda que dormirás en albergues, por lo que una funda para proteger tu cabeza nunca viene mal.
  • Palo selfie: hay que dar a conocer tu viaje en las redes!

Consejos para hacer el Camino de Santiago

Hazlo a tu manera

En la actualidad, la etapa más común y transitada es el Camino Francés. No debes sentirte presionado por hacer una determinada serie de kilómetros o pasar estrictamente por donde otros peregrinos también han caminado. Al existir tantas rutas oficiales para hacer el Camino de Santiago, plantéate una propia ruta ideal y escoge tú mismo dónde comenzar y en qué lugares detenerte.

Ve a tu ritmo

Cada uno camina a una determinada velocidad, por lo que es absolutamente necesario que cada persona vaya a su ritmo. Si te apresuras mucho, la fatiga puede jugarte una mala pasada y, por tanto, fastidiar parte de tu etapa.

El Camino de Santiago resulta una experiencia visual muy placentera: ¿por qué no detenerse de vez en cuando ante hermosos paisajes? Además de darte la posibilidad de conocer diferentes pueblos, ciudades, en fin, localidades que no conocías.

¡No te apresures!

El Camino de Santiago no es para nada corto, por lo que no debes tomarte con prisas el querer llevarlo a cabo. Muchas personas solo realizan la última etapa de éste por no verse capacitados (o por falta de tiempo) de llevarlo a cabo en su totalidad.

Asimismo, hay quienes realizan una etapa cada año hasta al realizarlo por completo. ¡Lo hermoso de este Camino es que te permite hacerlo a tu manera para disfrutarlo al máximo!

Los sellos del camino: ¡imprescindibles!

Uno de los recuerdos más bonitos que tendrás del Camino son los sellos que irás recogiendo conforme vayas avanzando.

Cuando llegues a casa y te encuentres con ese “cuadernillo” lleno de sellos, te vendrán a la mente una serie de aventuras y experiencias que ya formarán parte de tu historia.

Existe, de hecho, una web dedicada exclusivamente a recoger todos los sellos que se pueden obtener a lo largo del Camino.

¡Comienza temprano!

Para que un día sea fructífero, es menester que lo vivas en su plenitud, por lo que te recomendamos que inicies temprano y no pierdas ni un minuto de tu tiempo en otra cosa que no sea el disfrute de la experiencia del Camino de Santiago.

Vive el Camino desde dentro

La experiencia del Camino de Santiago no debe ser contemplada como una simple travesía personal, sino también como una oportunidad de acercamiento a la religión, a la cultura, conocer nuevas personas e incluso, para quien no hable español, una experiencia lingüística.

¡Desearle a los peregrinos un Buen Camino nunca está demás para comenzar tu experiencia desde dentro!

¡No te olvides del mapa!

Tener un mapa a la mano nunca está demás: no, no te pedimos que lleves un mapa en físico, descarga en tu móvil las versiones offline de los mapas de Google y está siempre al tanto de dónde te encuentras.

En fin, esperamos que nuestros consejos y checklist te hayan resultado de ayuda para prepararte para hacer el Camino de Santiago. ¡Buen camino peregrino!

estaciones de carga para moviles  

Deja un comentario

Responsable » Antonio Arredondo Cañadas (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de TOP Batería Externa) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.